bot_informacion bot_tramites bot_cultura bot_eventos bot_departamentos
DEPARTAMENTOS
La Paz »
Potosí »
Cochabamba »
Oruro »
Santa Cruz »
Beni »
Chuquisaca »
Historia »
Mapa y División política »
Pueblos indígenas originarios »
Símbolos
Comidas típicas »
Instrumentos »
Cultura y tradiciones »
Iglesias »
Museos »
Danzas típicas »
Fiestas tradicionales »
Mitos y leyendas »
Patrimonio cultural y sitios    arqueológicos »
Lugares turísticos »
Tarija »
Pando »
 

Departamento Chuquisaca

Símbolos de Chuquisaca  

ESCUDO DE ARMAS

El escudo de armas de Chuquisaca esta representado en la parte superior con la corona real de la época de su creación como ciudad colonial. En su interior en la parte superior de su cuartel, se encuentran los dos cerros principales que son el Sica Sica y Churuquella con dos cruces encima de cada uno y protegido por dos pilares coloniales. En la parte inferior se registra la palabra Charcas sobre un fondo azul, sujetados por dos leones y mas adelante una bandera de la época colonial.

BANDERA

La bandera chuquisaqueña fue creada mediante Decreto Prefectural del 30 de octubre 1945. Tiene su origen en la Real Audiencia de Charcas. Su forma es rectangular íntegramente de color blanco, entrecruzado de punta a punta por dos franjas rojas púrpura en forma de flecha, uniendo así las cuatro esquinas. El color blanco significa la paz, la pureza y la fe; el rojo representa la sangre derramada por la América y el Alto Perú.

 

 

 

HIMNO A CHUQUISACA

Letra: Ricardo Mújia
Música: Eduardo Berdecio


Veinticinco de Mayo en Oriente
del sol brilla en el carro triunfal.
Deja oh Charcas que irradie en
tu frente de la gloria el laurel
inmortal

Libertad, Libertad es el grito que
se escucha doquier resonar
de las grietas andinas al llano
y del llano a las ondas del mar.
A la luz sonrosada de Oriente
que acaricia tu sien virginal

alza oh Charcas dichosa la frente
y recuerda tu gloria inmortal.

El pampero le lleva en sus alas
hasta el antro en que ruje el
jaguar y en las rocas los nidos
de cóndores se estremecen al oírle vibrar.

Libertad, Libertad y descienden
las legiones al campo a luchar;
y sucumben los héroes clamando:
“Nuestra vida por ti, Libertad”.

Vencedoras las huestes altivas
forman pueblos, familias y hogar
y en el cielo dibújase el “Iris”
que cobija su dulce heredad.